¿Madres y padres perfectos?


Ya han pasado unos años desde que conocí a Nerea Mendizabal en una de sus charlas y en los 3 últimos años he tenido la oportunidad de conocerla un poco más de cerca. Ayer tuvimos la sesión mensual de Escuela para Madres y Padres en Zarautz.

Tengo que reconocer que suelo terminar las sesiones con una energía positiva increíble. Aprendo un montón de cosas de su mano y en esta ocasión quiero destacar una:

No juzgarme tan severamente en mi rol de madre.

Como Nerea suele decir, en cada momento, cada uno de nosotros, con las herramientas que disponemos, nuestro estado anímico y las circunstancias que nos rodean, hacemos lo mejor que sabemos y podemos. Me parece fundamental aceptar e interiorizar esto; sobre todo, teniendo en cuenta que en esta sociedad, y especialmente las mujeres, nos juzgamos a nosotras mismas sin piedad y constantemente; siempre buscando la perfección.

Al repasar una jornada mentalmente, nos obcecamos en cómo le hemos gritado a nuestro hijo durante la cena, y no ponemos en valor lo amables y cariñosas que hemos sido con él durante el resto del día. Para rematar, nos juzgamos y nos valoramos como madres sólo centrándonos en ese grito. No seamos tan duras y practiquemos más autoempatía.

No existen los madres y padres perfectos, igual que no existen los humanos perfectos; pero, al hilo del enfoque sistémico, yo diría que:

Nuestr@s hij@s tienen las madres y padres que necesitan.

Eso no quiere decir que todo lo que hagamos esté perfecto, pero siempre haremos las cosas como mejor podemos y sabemos.

Gracias Nerea por tu forma de estar, con respeto, amabilidad, empatía y profesionalidad. ¡¡¡Es un lujo compartir estas sesiones contigo y con cada uno de los participantes del grupo!!!

En la sesión de ayer, una madre compartía con el grupo que ante la pregunta de su hija de por qué venia a la Escuela para Madres/Padres, ella le respondió: «voy a aprender a ser madre». Creo que desde esa humildad, estamos dando un ejemplo de primera para mostrar a nuestr@s hij@s que tenemos inquietud por mejorar en el desarrollo de nuestra maternidad/paternidad.

Como anteriormente se ha citado, somos l@s madres y padres que necesitan nuestr@s hij@s, pero eso no quiere decir que debemos dejarnos, ¡nada de eso! Estamos en el camino de mejorar los comportamientos que no nos gustan y me quedo con eso.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*